LA ULTRANECESARIA TERCERA REPÚBLICA DEL RIF

LA BANDERA DE NUESTROS ENEMIGOS

Estamos viviendo momentos aciagos en la política exterior española, especialmente en lo que a Marruecos y el Sáhara respecta. No podemos, a fuer de patriotas, permanecer callados. Es preciso alzar la voz. Ya hemos explicado en estas mismas páginas, y en más de una ocasión, que avanzamos con botas de siete leguas hacia la condición de estado fallido. No falta mucho para que eso suceda. Hay que rectificar (y el primer paso será derrocar el régimen de 1978 y establecer uno que verdaderamente permita la regeneración nacional).

En momentos como este parece preciso recordar algunas verdades que la propaganda del régimen suele ocultar. La primera y más trascendental: LOS ESTADOS UNIDOS NO SON ALIADOS, SINO ENEMIGOS DE ESPAÑA A LOS QUE ESTAMOS SOMETIDOS.

¿Habrá que recordar que, a pesar de todo lo que España hizo por la independencia de los Estados Unidos estos, a comienzos del siglo XIX, establecieron una embajada en Tánger cuyo principal fin fue coordinar la piratería norteamericana con la berberisca contra España? Es cierto que los estadounidenses acabaron bombardeando Trípoli en 1804, pero solo porque los tripolitanos no dejaron de atacar buques estadounidenses, si bien estos, a la altura de 1808, incluso asaltaban puertos como el de Málaga a guisa de corsarios. Durante todo el siglo XIX los Estados Unidos alentaron la piratería contra España y acabaron arrebatándonos Cuba, Puerto Rico, Guam y las Filipinas en 1898.

Más adelante, durante el largo contencioso con Marruecos por el Sáhara y otras provincias españolas (1956-1975), los Estados Unidos siempre estuvieron de parte de nuestro enemigo (luego son enemigos nuestros) informando a los marroquíes de los movimientos de tropas y aviones españoles. Es cierto que hubo un breve periodo, entre la guerra de Ifni(1957-1958) y la de las Arenas (1963), en que los Estados Unidos nos ayudaron a modernizar nuestro ejército, pero ello se debió a que Marruecos los había expulsado de las bases que les habían cedido los franceses en su territorio y a que sus empresas petrolíferas estaban prospectando la provincia española pensando que podrían explotar su petróleo. Defraudada la expectativa petrolífera y readmitidos en Marruecos, volvió la enemistad de los Estados Unidos hacia España y sus provincias africanas y, a ese respecto, no estará de más recordar que la idea de la Marcha Verde fue de Henry Kissinger y tuvo entre sus motivaciones impedir que España dispusiera de un territorio donde experimentar sus bombas atómicas, ingenios que nos hubieran convertido en una nación independiente y no sometida al imperialismo yanqui, como ahora estamos.

Finalmente, es preciso tener en cuenta que, cuando nos obligaron a ingresar en la OTAN, signo máximo de sometimiento a dicho imperialismo, se negaron, continuando su política favorable a Marruecos y contraria a España, a que dicha organización defendiera Ceuta, Melilla y el resto de plazas y presidios de soberanía. En otras palabras: frente a las ambiciones de Marruecos, estamos solos, los Estados Unidos favorecen, una vez más, a nuestro enemigo (luego ,insisto, debemos considerarlos enemigos).

El absurdo volantazo de Pedro Sánchez con respecto al Sáhara en estos días aciagos solo puede concebirse como un concesión a la presión de los Estados Unidos bajo palabra de su Gobierno de mantener el statu quo…pero EN UCRANIA HEMOS VISTO EL VALOR DE LA PALABRA DE LOS ESTADOS UNIDOS, CONFIAR EN ELLA ES ESTÚPIDO Y SUICIDA.

De modo que queda claro que debemos empezar a diseñar nuestra propia política de defensa (y salir de la OTAN, salvo que la OTAN se comprometa a defender la integridad del territorio español y nos otorgue la dirección de las operaciones y el control sobre el estrecho de Gibraltar y las Canarias, de lo contrario la OTAN es una estafa más que una solución), una política de defensa que no solo pasa por el incremento del gasto en armamento y en personal militar, también por la formación patriótica y moral en escuelas e institutos, lo que implica, como ya he dicho en otro lugar, la expulsión de los mismos de esa caterva de “educadoras” (son mayoritariamente mujeres, aunque no faltan hombres afectados por el mismo mal) portadoras de valores “progres” y “cuquis” que solo pueden considerarse nocivos para el pueblo (la Patria, al carajo con chorradas como la matria) y pura y simple corrupción de menores. Hay que recuperar la educación para salvar a España, y es preciso que los culpables de corromper a generaciones de jóvenes sean castigados con la máxima dureza. Nada de perder el puesto y ya está: deberán responder por sus daños a la juventud, al pueblo y a la patria. Esto es indispensable para el resurgir de España.

Finalmente, España, en cuanto le sea posible, debe trabajar activamente tanto por la independencia del Sáhara (aunque debe asegurarse de que el traidor Brahim Gali, recordemos: antiguo policía territorial español que se sublevó, al servicio de Gadafi contra nosotros y que, a través del Frente Polisario ha establecido una dictadura sobre el pueblo saharaui que en modo alguno podemos avalar ni tolerar, un Sáhara independiente bajo el Polisario sería un enemigo mayor contra España que el propio Marruecos) como por la implementación de una República del Rif absolutamente necesaria para la tranquilidad de España como nación.

Hagamos algo de memoria.

BANDERA DE LA REPÚBLICA DEL RIF

En 1921, utilizando como agente sobre el terreno al traidor Abd el Krim, los alemanes, ingleses y estadounidenses la organizaron precisamente contra España, que sufrió el Desastre de Annual, pero dio la lección del Desembarco de Alhucemas (que copiarían después los gringos para los suyos en la II Guerra Mundial) logrando restablecer la paz en 1926.

En 1956, tras la independencia de Marruecos, los rifeños se sublevaron contra el sultán organizando una II República del Rif que el entonces príncipe Muley Hasán (Hasán II) y el general y criminal de guerra (tanto en España a las órdenes de Franco como en el Rif bajo las de los Alauitas) general Ben Mizzián aplastaron con salvajismo (recurriendo entre otras cosas, además de la tortura y el terrorismo de Estado, a bombardear con napalm a la población civil).

España, para la seguridad de su territorio nacional (Ceuta y Melilla son parte irrenunciable del mismo) debe proceder a la implementación de una III República del Rif, así como al favorecimiento de una República Independiente del Sáhara (libre del Frente Polisario) para asegurar la protección de las Canarias. Ahora no podemos hacerlo porque seguimos bajo la bota de los Estados Unidos, sumidos en un régimen vasallo que nos conduce a la destrucción y minados en nuestro interior por ideologías disolventes y cancerígenas que deberán ser erradicadas cuando se restaure un régimen libre, regenerador y verdaderamente español. Ahora no podemos seguir ese camino, repito, pero es el que nos salvará.

No confundamos a nuestros amos con nuestros amigos y el llamado progresismo con el avance y la civilización. En España, el liberalismo y sus afines, son el mal, la ideología de nuestros enemigos y de las élites corruptas a ellos sometidas desde 1833

© Fernando Busto de la Vega.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s